Cómo ejercitarse - Ejercicios de Lectura silenciosa y contemplativa para Resurrección

005 ¡Cristo ha resucitado!

 

¡Cristo vive, ha resucitado…! ¡Alégrate! No tengas miedo, cree, confía humildemente en él… Se testigo de tu fe y de tu amor entrañable a Jesús.

 

Vívelo y cuéntale a tus hermanos el secreto de tu vida: Cristo ha resucitado en tu vida. Las puertas de la esperanza no se cerrarán jamás.

 

Irradia a tu alrededor la paz, la fe y el amor a Jesús. Impregna tu ambiente de la presencia de Jesús.

 

Que tu vida confirme la fe y el amor de tus hermanos. Se testigo de un Jesús vivo…, porque Jesús a quien buscáis, el crucificado, ha resucitado.

 

¡No tengáis miedo…! ¡Alegraos!  ¡Cristo ha resucitado!

 

 

                              Conviértenos a ti, Señor. Pág 285

              

[Volver...]