Cómo ejercitarse - Ejercicios de Lectura silenciosa y contemplativa

006 – Texto de San Juan María Vianney, llamado el cura de Ars 

Vivencia de la Oración

 

San Juan María Vianney expresa gozosamente nuestro “hermoso deber y obligación de orar y amar”, 

y hablando de la vivencia de la oración, dice:

 

                         “La oración no es otra cosa que la unión con Dios. Todo                              aquel que tiene el corazón puro y unido a Dios experimenta en                          sí mismo como una suavidad y dulzura que lo embriaga, se                              siente como rodeado de una luz admirable.

 

                       En esta íntima unión, Dios y el alma son como dos trozos

                 de cera fundidos en uno solo, que ya nadie puede separar. Es 

                 algo muy hermoso esta unión de Dios con su pobre criatura; es

                 una felicidad que supera nuestra comprensión.”  [1]

 

Todas las fuerzas y niveles de mi persona quedan unificados y armonizados. Mi cuerpo, mis sentimientos y mi mente quedan contagiados de una nueva luz y de un amor profundo que los libera, los purifica y los hace transparentes. Unificados y en armonía con la profundidad del espíritu, transparentan el Espíritu de Dios, e irradian, a través de todas sus manifestaciones y expresiones, el mundo santo de Dios.

 

 

[1].  S. Juan María Vianney, De una catequesis, citada en Breviario IV, p. 1064. 

 

[Volver...]