Cómo ejercitarse - Ejercicios de Lectura silenciosa y contemplativa

003 - Jesús y Pedro en el Tiberiades

 

 

Después de la pesca milagrosa, del desayuno vivido con Jesús…

Jesús se queda con Pedro…

 

Tratamos de observarlos en silencio, con los ojos iluminados del corazón

 

Después de haber comido, dijo Jesús a Simón Pedro:

         Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?

Él le dice:

         Sí, tú sabes que te quiero”.

 

Ha llegado un momento íntimo…, intenso…, profundo…

Observamos la mirada de Jesús, y escuchamos sus palabras…

 

Observamos a Pedro…       ¿Qué sentiría al escuchar a Jesús? 

                                             ¿cómo miraría a Jesús?

 

          “Señor, tú sabes que te quiero…”

 

Sigue saboreando las palabras de Jesús…

 

Óyelas, dirigidas a ti, pronunciando Jesús tu nombre:

           ¿ me amas?

           ¿ me quieres más que estos…?

 

Deja que la pregunta toque en tu alma…

Jesús te habla al corazón…,

                         a tu intimidad…,

                         a la verdad profunda de tu corazón…

 

¿De verdad me quieres…?

       ¿de verdad, significo mucho para ti…?

       ¿de verdad, sabes lo que es querer…, quererme a mí?

 

Silencio… paz… amor entrañable de Jesús a Pedro… y a ti…

 

Repetir una y otra vez a Jesús…:

 

Señor, tú sabes que te amo

 

(Conviértenos a ti, Señor pág. 325)

 

[Volver...]